Mide tu conocimiento ¿Qué tanto sabes acerca de los mitos de la intolerancia a la lactosa?

Se conoce como intolerancia a la lactosa a la presencia de signos y síntomas tras el consumo de lácteos.

Generalmente, esta intolerancia se desarrolla a partir de una baja producción de lactasa, enzima encargada de digerir la lactosa. Esta enzima tiene la función de romper la molécula de lactosa en dos partículas más pequeñas, llamadas glucosa y galactosa para que puedan ser aprovechadas por el cuerpo. 1

Cuando la lactosa no se digiere correctamente, ésta permanece en el intestino, donde las bacterias que habitan ahí la aprovechan como su fuente de alimentación, fermentándola, lo que produce gases y ácidos que a su vez generan molestias como: 2

  • Diarrea
  • Inflamación
  • Dolor abdominal

Sin embargo, muchas veces uno puede producir poca lactasa y no presentar ningún síntoma molesto, o bien, presentar malestares al haber consumido lácteos sin que se deban a la lactosa, como es el caso de algunas grasas o de proteínas presentes en la leche que también pueden generar problemas digestivos, llevando a un diagnóstico erróneo de intolerancia a la lactosa,3 siendo este uno de los mitos más comunes acerca de la intolerancia.

Te toca identificar qué tanto sabes acerca de los mitos y realidades del consumo de lácteos y la intolerancia a la lactosa, ¡contesta el siguiente cuestionario y mide tu conocimiento!